Recuerdo el Madrid de aquellos años con una gran nostalgia, una ciudad luminosa y agradable más a la medida de los peatones, sin tantos coches ni semáforos.

La España de los años 60 abría un enorme abanico de posibilidades a un joven como yo, que podría haber optado por una carrera universitaria, preparar oposiciones a policía, a prisiones, a la banca… O incluso el reciente INEF, como hizo mi amigo judoka Gonzalo Villasante que se licenció en la primera promoción.

Hoy en día existen, seguramente, varias escuelas de artes marciales por barrio. Sin embargo, en la España de aquellos años, las inquietudes deportivas de la mayoría eran el fútbol y el boxeo (recuerdo a Carrasco, Legra y Urtain); y los que nos dedicábamos al Judo o al Karate éramos completamente una minoría.

Y por supuesto el Aikido, que había traido Kitaura a Madrid, era aún más minoritario. Pese a las dificultades, poco a poco fue aumentando su número de alumnos y amplió sus primeras clases del gimnasio Coyrema con las que impartía en la Universidad Complutense de Madrid y en la Delegación de Deportes.

Recuerdo que nuestra primera exhibición de Aikido fue el 29 de enero de 1971 en Oviedo, con motivo de la Primera Gala de Artes Marciales Japonesas. Dado que yo era el único uke de Kitaura, aquella exhibición me exigió un gran esfuerzo y concentración que me hizo sentir tremendamente orgulloso con la gran acogida que tuvimos entre el numeroso público. No puedo olvidar las fantásticas sensaciones de camaradería y respeto entre todos los participantes; unas magníficas vivencias para mi primera exhibición multitudinaria.

Hay que decir que las exhibiciones de artes marciales de entonces contaban con grandes representantes japoneses: Ozawa en Judo, Isimi y Yamasita en Karate y Kitaura en Aikido. Dado mi temprano compromiso con el Aikido, me siento orgulloso de formar parte de los pocos españoles que participaba en aquellas exhibiciones.

festival artes marciales oviedo

GRAN FESTIVAL DE ARTES MARCIALES JAPONESAS. 29 DE ENERO, 1971. En ella se acreditan todos los japoneses que participaron con sus firmas en Kanji. Algo que conseguí como favor de todos ellos. Fui de los pocos españoles que participaban.

kitaura y tomas sanchez

Kitaura Sensei y Tomás Sánchez, responsables de la demostración de Aikido.

Poco después tuvimos nuestra primera demostración en la Universidad Complutense de Madrid, en un singular escenario: vaciaron completamente un aula para dejar espacio a los Tatamis en el centro. Tal vez, por lo desconocido de las artes marciales de aquella época, y sin duda también por aquella interrupción en el ritmo normal de la vida universitaria, se había creado una gran expectación ante aquella exhibición. Entre los ukes de Kitaura, todos alumnos suyos, estábamos Tomás de Miguel, Antonio Ponce y yo. Aquella cercanía con los jóvenes universitarios, a pocos metros del tatami mientras realizábamos nuestra exhibición, propició una experiencia extraordinaria en un luminoso día de primavera que se filtraba por los grandes ventanales, mientras los estudiantes mantenía un respetuoso y admirado silencio. Nunca se me hubiera ocurrido pensar entonces que tan solo diez años después yo mismo impartiría Aikido en aquellas mismas instalaciones.

Exhibicion tomas sanchez kitaura Exhibicion tomas sanchez kitaura 3 1971 Universidad Complutense de Madrid Exhibicion tomas sanchez kitaura 1971 Universidad Complutense de Madrid

Actuación de Tomás Sánchez y Kitaura Sensei. Febrero 1971, Universidad Complutense de Madrid.

Exhibicion tomas sanchez kitaura

Tomás Sánchez proyecta a Antonio Ponce.

1971-Universidad-Complutense-de-Madrid

Tomás Sánchez en sheiza durante su participación en la demostración, el tercero por la izquierda.

Tomas-Sanchez-con-los-alumnos-de-la-Ciudad-Universitaria-1978

Diez años después, 1980. Tomás imparte clases en las instalaciones de la universidad complutense. Tomás Sánchez en el campo de fútbol.

Universidad-Complutense-1978

Universidad-Complutense-1978

Universidad-Complutense-1979

Universidad-Complutense-1979

Universidad-Complutense-1979-Mayo

Universidad-Complutense-1979-Mayo

En marzo de aquel mismo año, por segunda vez y gracias al presidente nacional de Judo D. Antonio García de la Fuente se organizó un nuevo curso de Aikido en Barcelona con  Tada Sensei 8º Dan, Tamura Sensei 7º Dan y Kitaura Sensei 4º Dan. Pese a que no había practicantes catalanes, se había decidido realizar el curso allí para facilitar a la asistencia de los seguidores franceses de Tamura Sensei. Como todos aquellos primeros cursos (sin desmerecer los actuales) se respiraba un ambiente de gran entusiasmo y sintonía entre todos los practicantes, la mayoría franceses y el grupo madrileño de los alumnos de Kitaura. Es imposible olvidar aquel improvisado Dojo: un antiguo edificio del siglo XIX con apariencia de viejo teatro, el tatami bajo una altísima bóveda apoyada en enormes columnas de aspecto griego y coloridas vidrieras en las paredes laterales. Como me llegó a comentar Tamura Sensei: todo aquello tenía el aspecto de una antigua Iglesia.

Enmarcado en aquel majestuoso escenario tengo grabadas en la retina las demostraciones que realizaba Tada Sensei con Kitaura como uke. La finura de sus elegantes gestos y su extraordinaria naturalidad en la ejecución de la técnica me produjeron la honda impresión de lo que debía ser el Aikido.

El trabajo de Tamura Sensei destacaba por su agilidad y destreza, alternando con enorme facilidad el trabajo de pie (Tachi Waza) con el trabajo de rodillas (Hammi Handachi y Suwari Waza) y el uso de las armas.

Kitaura seguía su línea de trabajo particular y genuino, recurriendo con frecuencia a los Koshinages. Algo que me hacía vivir el curso con especial intensidad, ya que, siendo entonces ya primer Kyu, era yo quien hacía normalmente de uke suyo.

1971-Curso-Semana-Santa-Barcelona

Marzo de 1971, Barcelona, Semana Santa. Foto de grupo de los participantes en el nuevo curso impartido por Tada Sensei 8º Dan, Tamura Sensei 7º Dan y Kitaura Sensei 4º Dan.

10-1971-curso-Barcelona 12-1971-Barcelona-Tada-y-Kitaura

1971Curso-Barcelona1971-Barcelona-Tada-y-Kitaura

Tada Sensei y Kitaura Sensei, mostrando una serie de técnicas.

1971Barcelona curso aikido

Ambiente del Dojo.

Curso-Barcelona-Tada-Sensei-y-Kitaura

Grupo de Españoles que participaron con los maestros Tada Sensei y Kitaura Sensei. Tomás Sánchez, de pie cuarto por la izquierda.

 

Y también ese mismo año, concretamente el 17 de mayo, Kitaura organizó un entrenamiento y exámenes de Kyu en su Dojo de La Latina. Allí asistimos sus alumnos y los míos (a los que daba clase en el gimnasio Coyrema). Un ambiente muy agradable y festivo, a la par que variopinto entre practicantes niños y mayores.

15-Mayo1971-Dogo-La-Latina-mini-curso-de-Kitaura 16-Mayo-1971 17-Mayo-1971

17 de Mayo de 1971. Curso con exámenes de Kyu, impartido por Kitaura Sensei en el Dojo de La Latina.

curso de aikido en la latina

Los participantes al curso, alumnos de Kitaura Sensei y de Tomás Sánchez, del Dojo Coyrema.

 

 

Comparte: