El miércoles por la noche había estado entrenando judo de 9 a 10, y a las 11 partía desde la Estación de Atocha hacia Barcelona.

Viajaba en litera; un viaje horrible entonces, por las doce horas de duración y por la incomodidad que suponía estar encerradas en el mismo vagón seis personas durante tanto tiempo. No obstante lo cual, yo me puse mi pijama y me quité los zapatos, confiado en poder descansar algo.

Era la Semana Santa de 1970. El jueves sobre las 11 de la mañana llegaba a Barcelona sin haber pegado ojo, físicamente desquiciado pero con la ilusión intacta porque iba a participar en el curso de Aikido, el primero en celebrarse en España.

Me había perdido la primera clase de la mañana y tuve que incorporarme a la de la tarde. Fue entonces cuando vi por primera vez a Tamura Sensei y recibí una gran impresión.

Entonces Tamura era, joven -poco más de 30 años- con una presencia espléndida, fuerte, ágil, muy técnico: el perfil era el de un japonés tradicional y auténtico. Había llegado a Francia hacía muy poco tiempo.

Como consecuencia del fuerte ejercicio que había realizado la noche anterior y el viaje tan incómodo, se me manifestó una torticolis tan aguda como no he vuelto a sufrir. Kitaura, después de la clase de Tamura, se lo dijo a éste, quien dirigiéndose a mí me dio un gran masaje en el cuello. Esto, más el linimento Sloan, me permitió reintegrarme con intensidad en el trabajo, aunque no sin gran gran dolor y sufrimiento.

Para mí era una sensación nueva el poder dedicarme varios días (el curso duraba cuatro) únicamente a hacer Aikido. Los maestros que lo impartían eran Nakazono, 7º dan de judo y 6º dan de aikido, Tamura, 7º dan de aikido, y Kitaura ,4º dan. Estaba organizado por la Federación  Española de Judo y la delegación de Cataluña, cuyo presidente era Pons, 6º dan de judo y uno de los pioneros en España.

La participación fue en un 90 % de franceses, algunos con nivel de 4º dan. El hecho es que se creó un gran ambiente de trabajo. El resultado fue el inicio formal del aikido institucional en España.

Continuaron celebrándose estos eventos -en todos los cuales que he participado activamente como responsable- hasta el año 2010, en que falleció Tamura Sensei.

Han sido 40 años sin interrupción,  recorriendo las diferentes capitales de España por Semana Santa, acompañando siempre a Sensei: esta experiencia me ha proporcionado multitud de anécdotas dentro y fuera del tatami, hasta convertirse en una bonita historia.

Tantos años han creado en mí la inercia de no parar. No obstante, de vez en cuando hecho la vista atrás y aunque siento una gran nostalgia por el tiempo pasado,  me reafirmo una vez más en conservar el mismo espíritu de trabajo comprometido y de fidelidad al maestro.

 

First Aikido Seminar In Spain: 1970

Wednesday night I had been training Judo from 9 to 10, and at 11 I departed from the Atocha Station Barcelona Bound.

I travelled in bunkbed, a horrible trip back then, due to the twelve hours of duration and the discomfort of being trapped in the same wagon six people for such a prolonged time. I put on my pajama and took of my shoes, trusting that I would be able to have a rest.

It was Easter week of 1970. Thursday at 11 in the morning I arrived to Barcelona without a bit of shuteye, physically worn but with the expectant spirit of participating in the first Aikido seminar, the first to be held in Spain.

I had missed the first morning class and had to enter in the afternoon. It was then when I saw for the first time Tamura Sensei and perceived a great impact. Back then Tamura was young, 30 years old more or less, with a splendid presence, strong, agile, very technical: the profile was that of a real traditional Japanese. He had arrived to France not too long ago.

As a result of the hard training that I had done the night before, and the uncomfortable trip manifested in a stiff neck such that I have never suffered again. Kitaura, after the class of Tamura, told him, who after gave me a massage. This, plus the sloanointment, allowed me to practice vigorously, without great pain or suffering.

For me it was a new sensation to dedicate various days (the seminar lasted four days) only to practice Aikido. The Senseis were Nakazono, 7º dan judo and 6º dan aikido, Tamura, 7º dan aikido, y Kitaura ,4º dan.it was organized by The Spanish Federation of Judo and delegation of Cataluña, whose president wasPons, 6º dan de judo and one of the pioneers in Spain.  The participation was of 90 percent of French, some with 4thdan. The fact is that a great Aikido atmosphere was created. The result was the starting of the institutionalization of Aikido in Spain.

These events continued to be celebrated –in all which I have participated as responsible- until the year 2010, in which Tamura Sensei passed.

It has been 40 years without stop, going around the different capitals of Spain in Easter Week, accompanying Sensei: this experience has given me many anecdotes inside and outside of the tatami, until it has become a beautiful story.

So many years have created a dynamic in me not to stop. Once in a while I stare back and even though I feel nostalgic about the past time, I reassure myself in keeping the same spirit, of compromise with the practice and fidelity to the master.

1-marzo-1970-Barcelona-(España)-los-responsables-del-curso-Nakazono,Tamura-y-Kytaura-

Marzo 1970 Barcelona (España), los responsables del curso Nakazono,Tamura y Kytaura.

2-a-Kitaura-Sensei-y-sus-alumnos-de-Madrid,-Tomás-Sánchez,-Antonio-Ponce,-Tomás-de-Miguel,-Andres-Dominguez,-Manuel-Cruz-y-les-acompaña-en-la-parte-trasera-el-cuar-

Kitaura Sensei y sus alumnos de Madrid, Tomás Sánchez, Antonio Ponce, Tomás de Miguel, Andres Dominguez, Manuel Cruz y les acompaña en la parte trasera el cuarto Dan Frances. El máximo grado de los participantes Franceses.

2-marzo-1970-Barcelona-(España)-los-responsables-del-curso-Nakazono,Tamura-y-Kytaura-

Kitaura Sensei y sus alumnos de Madrid, Tomás Sánchez, Antonio Ponce, Tomás de Miguel, Andres Dominguez y Manuel Cruz.

3-a-Tomás-Sánchez-y-Andrés-Domínguez-que-fue-la-primera-persona-que-le-habló-del-Aikido-de-Kitaura,-en-el-año-68-en-el-dojo-Coirema..

Tomás Sánchez y Andrés Domínguez que fue la primera persona que le habló del Aikido de Kitaura, en el año 68 en el dojo Coyrema.

3-dojo-improvisado-en-las-instalaciones-de-San-Jordi.-Al-fondo-a-la-derecha-Tamura-Sensei.-marzo-1970

Dojo improvisado en las instalaciones de San Jordi. Al fondo a la derecha Tamura Sensei. Marzo, 1970.

4-Dojo-San-Jordi-despues-de-una-practica-1970

Dojo San Jordi después de una practica.

5-marzo-1970-con-mi-amigo-y-compañero-Tomas-de-Miguel-en-el-puerto-Barcelona-ante-la-caravela-de-Cristobal-Colon

Marzo 1970, con mi amigo y compañero Tomás de Miguel en el puerto Barcelona ante la Carabela de Cristóbal Colon.

6--aprovechando-una-visita-turistica-por-Barcelona-en-la-Sagrada-Familia-1970 7-en-la-Sagrada-Familia-Barcelona-marzo-1970

7-c--Aprovechando-una-visita-turística-por-Barcelona-en-la-Sagrada-Familia-1970-

Aprovechando una visita turística por Barcelona en la Sagrada Familia, 1970.

8-en-el-puerto-de-Barcelona-con-Antonio-Ponce-marzo-1970

9-en-el-puerto-de-Barcelona-haciendo-ejercicio-de-levantamiento-con-mi-amigo-Ponce-marzo-1970-

En el puerto de Barcelona, haciendo ejercicio de levantamiento, con mi amigo Ponce. Marzo, 1970.

10-visita-turistica-Barcelona-en-el-tibidabo-1970

Visita turística a Barcelona en el Tibidabo, 1970.

11-a-Tomás-Sánchez,-en-la-pensión,-junto-a-las-Ramblas-de-Cataluña. 11-b-Tomás-Sánchez,-en-la-pensión,-junto-a-las-Ramblas-de-Cataluña.

Tomás Sánchez, en la pensión, junto a las Ramblas de Cataluña.

12-b-Curso-Barcelona-S.Santa-1970 12-a-Hubo-diferentes-publicaciones-del-curso-en-la-prensa-Catalana

Hubo diferentes publicaciones del curso en la prensa Catalana.

13-Aviles-Asturias-1970-Con-Josefina-en-la-Boda-de-mi-amigo-Alejandro-Correas-que-fue-compañero-en-la-mile-en-Cuerpo-de-Transmisiones-en-el-Pardo-

En este año, Tomás Sánchez tuvo otras actividades sociales, como es asistir como padrino, con Josefina, a la boda de su amigo Alejandro Correas, celebrada en Avilés (Asturias).

Comparte: