Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana.

Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia incansables, que me permitieron vencer esa primera zozobra y abrirme al nuevo mundo del Aikido, perseverando hasta conseguir incorporar el ritmo al que estaba acostumbrado en Judo.

Años después, cuando ya era primer Kyu de Aikido, tuve la oportunidad de iniciar mi camino como docente, primero en el gimnasio Coyrema los domingos por la mañana, donde impartía clases a hijos de amigos y algún que otro adulto, como Octavio padre. Después pasé cinco años en el gimnasio Dojo y descubrí que la responsabilidad del profesor exige una profunda reflexión en tu arte. Un trabajo que te obliga a pulir tu técnica constantemente, a la vez que diseñar formas creativas y enérgicas de transmitirla, algo especialmente importante en el trabajo con niños.

Tras mi época de judoka, iniciaba así un nuevo camino en el Aikido. Y con toda seguridad, todos estos aspectos de mi biografía contribuyeron a mis progresos técnicos y comprensión del budo.

 

My walkthrough Aikido was not as simple as it would seem today. For a young man who had begun to harvest his first triumphs in a martial art, going from being a first Dan in Judo to a 5th Kyu in Aikido, was going back to square one having to face the novice’s patienece, for whom the results are a far away promise.

Fortunately, with judo I had forged a personality of insatiable compromise and constancy, which led me to overcome that first capsizing and open to the new world of Aikido, persevering until achieving the rhythm which I was accustomed in Judo.

Years later, when I was 1st Kyu of Aikido, I had my opportunity to begin my way as a teacher, first in the Coyrema gym Sunday mornings, were I taught children of colleges and one or another adult, as may be Octavio father. I then spent five years in the gym Dojo and discovered the responsibility, that a teacher requires a deep and profound reflexion in their art. A job that requires a constant refinement of the technique, as creating new insightful and energetic ways of transmitting, something especially important when working with children.

After my Judo era, thus I begun my new path in Aikido. Most certainly, all these aspects of my biography contributed to my technical progress and my understanding of Budo.

clase-infantil clase-infantil2

clase-infantil3

En el Dojo Coyrema dónde impartía una clase infantil los domingos por la mañana, 1969.
At the Coyrema Dojo where I taught a young children’s class Sunday mornings, 1969.

 

10-enero-1970-Kitaura

Kitaura Sensei exolicando una técnica en una clase matinal.
Kitaura Sensei teching a technique in a morning class.

Ukemi

Sánchez demostración del Ukemi, rodar de frente en el gymnasio Coyrema, noviembre de 1969.
Sánchez demonstrates a Ukemi, front roll, at the Coyrema gym, November 1969.

explicacion-del-Ikkio

Explicación del Ikkio, Coyrema. Noviembre, 1969.
Explanation of Ikkio, Coyrema. November, 1969.

ukemi2

Sánchez en el desarrollo de la clase, con sus primeros alumnos de Aikido, haciendo hincapié en los ejercicios fundamentales, en este caso el ukemi Coyrema, noviembre de 1969.

Sánchez in the middle of a class, with his first Aikido students, highlighting the importance of the basic exercises, in this case Ukemi. At Coyrema gym, November 1969.

clase-infantil4

Desarrollo de la clase, gymnasio Coyrema.
Development of a class, Coyrema gym.

11-1970DojoLa-Latina

1970-La-latina

dojo-la-latina

1970, cambiamos el Dojo del Coyrema por La Latina. La clase de 7 a 8 de la mañana.
1970, we change from Coyrema to La Latina. The 7 to 8 class in the morning.

dojo-la-latina1

Entrenamiento Dojo Latina, 7 de la mañana Profesor Kitauta, T.Sánchez y Ponce 1970.
Training at Dojo Latina, 7 o’clock class. Teaching Kitaura Sensei, T. Sánchez y Ponce. 1970.

boda

1970, en la celebración de la boda de mi amigo Judoka, Jose Luis Carcedo, ‘Willy’, acompañado de unos amigos.
1970, at the celebration of my friend’s, José Luis Cárcedo ‘Willy’, wedding. Accompanied by some friends.

final-judo

Tomás Sánchez en la Final del campeonato de Castilla de Judo, Contra Rafael  Ortega, 1970. Quedó medalla de bronce.
Tomás Sánchez at the final of the Judo championship of Castilla, against Rafael Ortega, 1970. He obtained the bronce medal

 

sankyo

Tomás Sánchez explica el sankyo, con Eduardo Hortiz, en el desarrollo de la clase que impartía.
Tomás Sánchez explains Sankyo, with Eduardo Hortíz, in the unfolding of a class which I taught.

Antonio-Ponce

Antonio Ponce proyecta a Tomás Sánchez. Coyrema, 12 diciembre 1969.
Antonio Ponce proyects Tomás Sánchez. Coyrema, 12 December 1969.

1-Viaje-a-Lisboa-Merida-1969

La última Semana Santa de Tomás Sánchez sin Aikido. 1969.
Fue aprovechada para recorrer Portugal con su amigo Jesús. Parada en Mérida con visita al teatro Romano.

2-Viaje-a-Lisboa-Merida-1969

Tomás Sánchez de senador en el teatro Romano.

3-Viaje-a-Lisboa-Merida-1969

Una panorámica del histórico lugar.

4-Viaje-a-Lisboa-1969

La catedral de Lisboa.

5-Viaje-a-Lisboa-1969

Puerta principal de la Catedral.

6-Viaje-a-Lisboa-1969

En el camping de Lisboa.

7-Viaje-a-Lisboa-1969

Al fondo el Océano Atlántico.

8-Viaje-a-Lisboa-1969 8a-Viaje-a-Lisboa-1969

Recorrimos el país de sur a norte, salimos por Coimbra. En la frontera con Salamanca, España.

9-Cueva-del-Reguerillo-1969

En Mayo hicimos una excursión a la cueva del Reguerillo. Bajo la dirección de mi amigo Luciano Díaz, espeleólogo, además de montañero. Tomás y Josefina en la entrada a la cueva.

9a-Cueva-del-Reguerillo-1969

En una sala de la cueva, Luciano, Elena y Josefina.

9b-Cueva-del-Reguerillo-1969

Tomás con Elena y Josefina en el itinerario de la cueva, que duró varias horas.

9c-Cueva-del-Reguerillo-1969

A la salida de la cueva fatigados por el esfuerzo.

9d-Cueva-del-Reguerillo-1969

Reponiendo fuerzas, con un poquito de vino.

9e-Cueva-del-Reguerillo-1969

De regreso a Madrid.

 

Comparte: