Naturalmente que la vida es un camino de rosas y espinas. No podría ser de otra manera. En una comunidad de Aikido como en cualquier otro grupo humano, aparecen las ambiciones desmedidas, los malentendidos, el orgullo, el amor propio, las envidias… En fin, todo lo inherente al hombre, con sus defectos y virtudes. A veces se cometen errores e injusticias.

No olvidemos que ya había conflictos entre Sensei Tamura y Kitaura.

Jorge Laboirie dimitió de su cargo de Vocal del departamento nacional de Aikido en La F. E. de Judo. El presidente de dicha federación, D. Antonio García de la Fuente, y Rolan, director técnico, me hicieron llamar y me ofrecieron el cargo que había dejado vacante Laboirie.

A mí me pilló desprevenido por que no tenía estas aspiraciones y me consideraba menos que nada en ese mundillo. También es verdad que llevaba ya 10 años en dicha Federación y tenía buena opinión de mí. Desde luego que era joven e inexperto en política federativa, pero me pareció una oportunidad para crecer, con lo cual acepté el cargo de Vocal Nacional de Aikido y pasé a la historia como segundo responsable del Aikido federativo, que era lo único representativo en España. Desde luego también que todavía no había aprendido a decir que no.

No obstante, le informé a Kitaura de todo y por supuesto contaba con él como asesor técnico. Aunque me supuso de estar el primero de la fila a pasar al último. Dada la íntima relación que teníamos pensaba que se abría todo un mundo de posibilidades. Porque hay que aclarar que el Presidente nos daba todo tipo de facilidades para crear una buena infraestructura de Aikido nacional que en esos momentos era el único organismo oficial reconocido.

Kitaura, como buen japonés, no me respondió. Pero cambió su actitud para conmigo. Hoy entiendo mejor que él quisiera mantener el control y no compartirlo conmigo. Pero mi disposición era de una proyección con fuerza imparable, algo que se ha demostrado por los buenos resultados conseguidos pese a todas las trabas que me ha puesto la vida a través del tiempo.

Mi primer trabajo fue programar el calendario de actividades del año 1973 y hacer un presupuesto.

Los valencianos entonces se interesaron por la celebración de un curso impartido por Kitaura. Era mi primera gestión oficial. Se lo comuniqué a mis alumnos y se animaron a acompañarme a Valencia, pero el resultado fue muy malo porque apenas fuimos 15 personas contando con mis alumnos de Madrid.

La siguiente gestión era preparar el curso de Semana Santa otra vez en San Sebastian puesto que los resultados del año 72 fueron buenos.

La situación creada entre Kitaura y yo era entonces de conflicto serio, de manera que tuve que tomar la determinación de dimitir del cargo de vocal para poder continuar la práctica en el único grupo consolidado en España.

Esto me supuso quedar abandonado en un limbo en donde no se me podíaobviar pero sí desconectarme de la actividad política federativa responsable. Mi vacante fue ocupada por Antonio Muñoz que era otro practicante del grupo de Kitaura.

Del curso de Semana Santa en San Sebastian no recuerdo nada destacable.

Quizá por la desilusión vivida. Pero al menos disfruté con la compañía de mi familia. Estaba alojado en un pequeño hotel en la misma playa de La Concha.

Los Maestros fueron Sensei Tamura y Chiba. Kitaura quiso proyectar en Súper 8 unas películas de O Sensei. Pero fue un fracaso, dadas las dimensiones de Anoeta y la gran improvisación con que se hizo.

El día 22 de Mayo del 1973 se celebró una gran gala de Artes Marciales delas que entonces eran frecuentes, en esta ocasión en beneficio de los damnificados de Guatemala. Fue muy aplaudida y con mucho público.

Además de las circunstancias ya comentadas anteriormente, cabe destacar el hecho de que casi todos los participantes eran japoneses y apenas unos cuantos españoles.

Del 1 al 14 de Septiembre se celebró el acostumbrado curso de titulación de la F. E. de Judo y D. A que en el caso del Aikido lo dio Tamura Sensei, y en el que conseguí el título de Entrenador Regional con el número 3. A mí me supuso este curso, además de la titulación, mayor cercanía con Tamura Sensei, puesto que de alguna manera me distinguía.

diario as aikido

En las páginas centrales nos encontramos con el documento de Artes Marciales. Portada del periódico AS 22-05-73

aikido

Documento de la exhibición de Artes Marciales.

aikido aikido

Curso en Valencia impartido por Kitaura Sensei y con la asistencia de Tomás Sánchez ysus alumnos de Madrid.

aikido

Paseo por Cullera de Tomás Sánchez y Roberto entre los descansos de las clases.

aikido cullera

Abril 1973, en la Concha de San Sebastian. Josefina y Roberto Sánchez.

tomas sanchez

Paseo por la playa en el intervalo entre las clases. Roberto y Tomás Sánchez.

carnet aikido

Documento Acreditativo que otorgaba la Federación de Judo.

diploma aikido

Diploma de asistencia al curso de San Sebastían que impartió Tamura Sensei y Chiba Sensei.

carnet aikido

Documento acreditativo del cargo de vocal nacional de Aikido a Tomás Sánchez por la Federación de Judo.

carnet de aikido

Carnet que acreditaba mi pertenencia del club de Aikido La Latina. En donde impartía clases Kitaura Sensei.

diploma aikido

Titulo obtenido durante el curso impartido por Tamura Sensei y organizado por la Federación de Judo.

Comparte: